+34 918 833 606 comercial@macar.es

Una parte fundamental para poder transportar las mercancías de manera segura y eficiente es conocer los distintos tipos de vehículos que existen, ya que puedes seleccionar el más adecuado en función del tipo de carga y la distancia que se va a recorrer.

En este artículo, hablaremos sobre los principales medios de transporte para empresas que se dediquen al transporte de mercancías y cuáles son sus diferencias.

Furgonetas 

Son vehículos pequeños y maniobrables que se emplean para transportar mercancías de poco volumen. Estos vehículos tienen bastantes ventajas, como facilidad de maniobra y estacionamiento, por lo que son perfectos para realizar entregas en entornos urbanos.


Remolques


Son vehículos sin motor que se enganchan a un camión para aumentar la capacidad de carga. Los remolques pueden ser de diferentes tipos, como remolques frigoríficos para transportar alimentos perecederos o remolques de lona para transportar mercancías a granel.

Son una opción popular, ya que permite tener una gran capacidad para transportar cargas pesadas y adaptarse a diversas necesidades logísticas. Una de las ventajas más significativas es que su construcción robusta y aerodinámica permite minimizar la resistencia al viento y mejorar la eficiencia del combustible.

 

Tractocamiones


Son vehículos especialmente diseñados para el transporte de mercancías pesadas a largas distancias.

Este tipo de vehículos están formados por partes: la cabeza tractora, que incluye el motor y la cabina del conductor, y el remolque al cual se engancha. Al ser tan robusto, contienen distintos tipos de tecnología como sistemas de frenado antibloqueo (ABS) y control de tracción, que garantizan la seguridad durante el transporte, ofreciendo al conductor una mayor seguridad en los viajes de larga distancia o internacionales.  

 

Es importante tener en cuenta que cada tipo de vehículo tiene sus propias limitaciones y requerimientos legales. Por ejemplo, los camiones rígidos tienen restricciones de peso y tamaño en función de la normativa de cada país. Además, cada tipo de carga puede requerir un tipo de vehículo específico para su transporte, como los remolques frigoríficos para alimentos perecederos.

Conocer los diferentes tipos de vehículos usados en el transporte de mercancías es fundamental para poder seleccionar el más adecuado en función de las necesidades de cada carga y la distancia a recorrer. Además, es crucial cumplir con la normativa legal en materia de transporte y seguridad vial para garantizar un transporte seguro y eficiente.